Blogia
rmafergeo

El hombre y el medio.

El hombre y el medio.

2.6.1            La influencia del hombre en el medio.

Tiene lugar de diversas formas.

Puede realizarse a través del clima: adaptación de sociedades en climas extremos (esquimales del ártico, los nómadas del desierto saha­riano etc...).

Esta adaptación se ve favorecida por el desarrollo fisiológico de varias partes del cuerpo (capa de grasa protectora, gran desarrollo de la caja torácica).

Existen asimismo regiones caracterizadas por ser foco de enfermedades y que influyen negativamente en el asentamiento de comunidades esta­bles (zonas tropicales). Paradójicamente, muchas de las regiones tropicales (Asia monzónica, Java) figuran entre las más pobladas del mundo, hecho que sólo puede explicarse debido al saneamiento que ha sido efectuado en aquellas zonas.

2.7      El hombre y el medio modificado.

Junto a las ya estudiadas transformaciones del medio por parte del hombre hemos de hacer hincapié en las consecuencias que el mismo hombre provoca en el medio por él creado.

Clima, ruido, contaminación, tensiones de la vida cotidiana (stress), escasez del ejercicio físico contribuyen a cambiar la patología de los habitantes de la ciudad, siendo la fatiga y el cansancio uno de sus principales características.

También la situación histórica dada contribuye a la adaptación del hombre al medio. Uno de los múltiples ejemplos que lo reflejan es el de las colectividades cristianas expulsadas por los turcos a las montañas, hasta entonces un medio desconocido. El llano, más insalubre fue ocupado por los grandes terratenien­tes turcos.

Otras veces, sin embargo, no existe la adaptación al medio natural como es el caso de los habitantes del Punjab (India) que dejan en barbecho los campos en época de lluvias, cuando obtendrían mayores beneficios que cultivándolos en la estación seca. En este caso ha primado más la tradición cultural que la presión climática.

2.8      El espacio geográfico es un espacio percibido y sentido.

El espacio geográfico tiene diversas formas de ser percibido, según sea su tipo (del espacio geográfico), el tiempo y el lugar donde esté situado y el grupo humano que lo habite.

Así se ha querido en las grandes montañas la residencia de los dioses (el Olimpo griego y el Anapurna del Nepal). El agua, elemento sagrado, se ha querido ver como un símbolo de pureza, limpieza. Los indios californianos tenían las cosas muy claras respecto a "su" territorio, en el cual cazaban, pescaban y recolectaban. Todo cuanto había en él les pertenecía.

Esta forma de entender el espacio queda rota con la colonización al unir en un mismo conjunto pedazos de territorios diferentes (coloni­zación africana).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres