Blogia
rmafergeo

Teoría de los lugares centrales. Imprimir

Teoría de los lugares centrales. Imprimir

Teoría de los lugares centrales

 

En 1933, Walter Christaller presentó una tesis doctoral en la Universidad de Erlangen bajo el título Die zentralen Orte in Suddeutschland, cuya traducción al inglés solamente se daría en 1966. Uno de los primeros trabajos geográficos a utilizar el método deductivo, se convirtió en una de las teorías geográficas con más influencia, especialmente en los años cincuenta y sesenta.

 

Christaller parte de la análisis de una supuesta llanura isotrópica uniforme( similar a la de Thünen), con una distribución demográfica y de renta uniforme, así como una estructura de transportes que permitía una facilidad de intercambio de los bienes y competencia perfecta.

 

Las ciudades se definirían por su función como centro abastecedor de bienes y servicios sea para su población como para las áreas rurales de su entorno, actuando así como "lugares centrales" según su área de influencia. Christaller basa su sistema en una triple jerarquía: de las poblaciones urbanas, de la jerarquía comercial de las ciudades y de la jerarquía de los bienes y servicios.

 

Para tanto distingue siete niveles jerárquico. Desde las bienes y servicios ofrecidos en los pequeños pueblos, que por su característica deben estar muy próximos de los consumidores, como tiendas de alimentación o quioscos, hasta los bienes y servicios más complejos o sofisticados, hacia los cuales el consumidor esta dispuesto a desplazarse, y que en general se localizan en los grandes centros urbanos, como las universidades, grandes hospitales o grandes almacenes.

 

Cuanto a la variable trabajo Chistaller concordaba con Alfred Weber sobre la influencia de los costes de trabajo sobre la localización industrial. Él consideraba importante para sus estudios por dos razones fundamentales: primero de el mercado de trabajo evoluciona y segundo por causa de la importancia de la distribución de la renta del trabajo.

 

Christaller se preguntaba : "¿ Lo que puede ser entendido por el término mercado de trabajo? El término mercado de trabajo se aplica para aquellos lugares donde la demanda o la oferta de trabajo es suficientemente grande para crear un intercambio de oferta y demanda de trabajo – en el primer caso(demanda), lugares con muchas posibilidades de trabajo, especialmente lugares industriales, y en el último caso(oferta), locales con gran población. Esto puede ser visto como que ni la oferta ni la demanda tienen algo que haber con los lugares centrales, mismo que las áreas industriales y los lugares densamente poblados sean lugares centrales. Apenas el intercambio es una función central; y el local de esto intercambio es un mercado de trabajo".

 

Christaller también afirmaba que este mercado, el mercado de trabajo, podría estar tanto en el lugar de la demanda, en el lugar de la oferta o en un tercero lugar dependiendo de una serie de factores. El mercado se desarrolla en el lugar de la demanda – un local industrial- cuando el desempleo es generalizado o existe regionalmente, o sea la oferta superando la demanda. El inverso ocurre cuando hay una carencia de mano de obra, lo que haría con que el mercado de trabajo se desarrollaría hacia las fuentes de mano de obra. Sin embargo, la función central del local industrial será incrementada si existe desempleo así como la centralidad de locales densamente poblados es reforzada si hay una carencia de mano de obra. Para Christaller la existencia de oficinas de empleo servirían como reguladoras del mercado de trabajo y ayudarían a desarrollar la centralidad de un número mayor de lugares.

 

Además de la relación entre oferta y demanda de la mano de obra los salarios también estarían condicionados territorialmente. Frecuentemente, pensaba Christaller, los salarios son menores en los lugares más pequeños así como es alto en las ciudades más grandes, así como son bajos en lugares superpoblados con un mercado de trabajo reducido. Los locales con salarios menores son especialmente procurados por las industrias de mano de obra intensiva.

 

Para los territorios centrales con un comercio especializado las rentas bajas significan menores costes pero también menores precios para los bienes centrales, lo que llevaría a las empresas de estos territorios a buscar regiones complementarias con renta más alta para introducir sus bienes o ofrecer sus servicios. Christaller veía las regiones turísticas como una de estos territorios a búsqueda de nuevos consumidores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres